Una abogada es condenada por denunciar falsamente a su marido por maltrato

No es raro escuchar que durante un proceso de divorcio, se acuse a una de las partes de maltrato con el fin de obtener ciertos privilegios durante el procedimiento. Si bien es una práctica deleznable y difícilmente justificable, más reprochable es que la denuncia la realice un abogado, con pleno conocimiento del daño que una denuncia falsa puede causar.

Este es el caso ocurrido en el Juzgado de lo Penal de Las Palmas, donde una abogada ha sido condenada por un delito de denuncia falsa por malos tratos contra su exmarido, realizada el 24 de febrero de 2009. La condena se concreta en una multa de 4.800€.

Además de la multa, a la abogada de 49 años se le impone la obligación de indemnizar con 3.000€ a su exmarido (10€ de cuota diaria durante 16 meses). Esto es por los perjuicios ocasionados al hombre, denunciándole a sabiendas de la falsedad de lo denunciado, provocando daños morales. El hombre fue detenido, puesto a disposición judicial a las 24 horas y, tras ello, puesto en libertad provisional con la prohibición de acudir al domicilio de la falsa víctima, impidiéndole por tanto ver a sus hijos, todos menores de edad.

La condena, que queda a años luz de la que habría sido para el exmarido en caso de no haberse descubierto la falsedad de la denuncia, parece casi simbólica. Especialmente teniendo en cuenta que la que interpuso la denuncia fue una abogada, plenamente consciente del daño que podría producir a un inocente. Concretamente, dicha abogada colaboró con las víctimas de la Violencia de Género (asesora una asociación que atiende a este tipo de víctimas) y aparecía en programas de televisión hablando de esta violencia. Este caso da, por lo menos, paso a la reflexión sobre el tratamiento de estas situaciones.

 

Related Posts
Showing 2 comments
  • JOSÉ HERNÁNDEZ SEGOVIA

    SOBRE EL TEMA: A).- Hay una doble moral.
    b).- Existe el convencimiento que las autoridades competentes no investigan bien este tipo de denuncias que han convertido la ley de protección a la mujer en un arma de la «venganza femenina».
    c).- No existió, en ningún momento la ética profesional.
    d).- Se debe suspender el titulo de dicha profesional del Derecho.
    e).- ¿Cuantas denuncias falsas habrá consignado ante la jurisdicción competente sobre este tema.?
    f).- la Abogada en comento, es conocedora del trastorno de «madre frustrada» que sufren algunos hombres por los hijos.
    g).- La condena no es «simbólica», sino que es «con-bolicas», pues; ésta misma pone al servicio de la opinión pública, que las autoridades competentes están despertando del letargo y de la ensoñación en que se encontraban envueltos al haberse convertidos en cancerberos de la mentira envueltas con paños tibios de presuntos atropellos y maltratos a la mujer.

pingbacks / trackbacks

Leave a Comment