Un juzgado abre una causa contra una mujer por una denuncia falsa de maltrato.

En este caso las pruebas han demostrado que el denunciado se encontraba en su trabajo a esa hora, pero en los miles de casos en los que el hombre no tiene coartada,  es considerado culpable.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Villarreal ha abierto una causa contra una mujer de Onda que presentó una denuncia por malos tratos contra su exmarido que es supuestamente falsa.

Así consta en un auto de la Sección Segunda de la Audiencia de Castellón, que desestima el recurso que presentó la mujer contra la decisión de la juez de instrucción, en la que se archivó la causa contra el hombre.

La denunciante aseguró que había sido abordada y agredida por su pareja a la salida del colegio de Miralcamp a las once de la mañana y, aunque las lesiones han quedado acreditadas, las pruebas han demostrado que éste se encontraba en su trabajo a esa hora.

El día de los hechos, y según han corroborado sus compañeros, el denunciado permaneció en su trabajo desde las siete de la mañana hasta las dos de la tarde, haciendo una pausa de veinte minutos para el almuerzo sin salir de la empresa, y el citado colegio se encuentra en el otro extremo de la localidad, según relata la sentencia.

La juez instructora considera que existen indicios de un supuesto delito contra la Administración de Justicia por haber presentado una denuncia falsa, y por ello ordenó la incoación de diligencias contra la mujer, decisión que ha sido avalada por la Audiencia Provincial de Castellón.

Related Posts

Leave a Comment