La Falacia de género

Ante las estadísticas cada vez más alarmantes de violencia contra la mujer, la sociedad española se conmociona. Cada vez son más los casos de mujeres que mueren a manos de sus parejas. Según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer publicada el pasado mes de Marzo por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad 51 mujeres fueron asesinadas en 2014 por violencia de género, y han muerto al menos 9 en lo que va del año. Es normal que volvamos los ojos a situaciones críticas como estas, pues se trata de un problema que afecta a toda la sociedad. ¿Pero qué pasa cuando estas cifras se usan para denunciar injustamente a un hombre? ¿No es este también un caso de violencia de género con los roles tradicionales invertidos?

A esto se le llama falacia de género, y se trata de mujeres que realizan denuncias falsas de mujeres a sus maridos o compañeros con el interés de cobrar indemnizaciones, echarlos de sus viviendas o simplemente terminar la relación. En el país las leyes protegen a las mujeres maltratadas, y cuando un hombre es denunciado por maltrato no existe la presunción de inocencia. Es decir, no se comprueba la veracidad de la acusación.

Como consecuencia de una falsa denuncia un hombre puede ser condenado a varios años de prisión, expulsado de su domicilio, forzado a abonar indemnizaciones y por supuesto, perder su honor y su identidad profesional. Un hombre que es injustamente denunciado por maltrato es un hombre maltratado. En este caso, es indispensable buscar una correcta asesoría legal para una defensa justa y equilibrada

 

Related Posts

Leave a Comment