Espiar las conversaciones de WhatsApp a tu pareja es ilegal

Os contamos una situación ficticia: hace tiempo que sospechas que tu pareja lee tus conversaciones de WhatsApp. Hace comentarios sobre información que no le has contado a ella y que no debería conocer. Estás empezando a cerrar siempre todas tus redes sociales que utilizas en tu ordenador para evitar que ella pueda acceder. Sientes que espera a que tengas un despiste para cogerte el móvil y acceder a toda la información. Seguro que esta historia no se te hace tan ficticia y has escuchado versiones parecidas con anterioridad. O quizá te haya pasado a ti.

Si es así, denúncialo.

Cada vez estamos más acostumbrados a escuchar de amigos y compañeros que su pareja les coge el móvil para leer sus mensajes o correos electrónicos. Sin embargo, que ya veamos esta acción como algo “normalizado”, no significa que sea legal. Es más, podría llegar a ser un delito penado con la cárcel.

Tanto si la persona espiada es mayor o menor de edad, tanto si es familiar, pareja, amigo, empleado o tu propio hijo, acceder a su información personal sin su permiso, vulnera su derecho a la intimidad. De hecho, leer conversaciones privadas y ajenas a nosotros, podría resultar un delito por descubrimiento y revelación de secretos. Y si se trata de utilizar herramientas adicionales para la obtención del contenido de dichas conversaciones privadas, podría ser un delito con pena de cárcel.

Existen muchos programas de fácil acceso en Internet que te permiten espiar lo que envía o recibe otra persona. Ninguna intención –por buena que pueda parecer, como la preocupación por lo que hacen tus hijos en Internet– legitima que leas sus conversaciones o que tengas acceso a sus redes sociales sin su consentimiento. La instalación de Keyloggers (que registra las pulsaciones del teclado y cualquier proceso que puedas ejecutar en el ordenador), otros softwares para móviles y los dispositivos con GPS para espiar a otra persona son ejemplos de un delito de descubrimiento y de revelación de secretos, que vulnera el derecho a la intimidad de la persona.

Related Posts
Comments
  • Mayte

    Nos ha costado tantos años conseguir un equilibrio entre hombres y mujeres y que haya «mujeres» que se dedican por rabia, celos, odio o yo que sé porqué a espiar toda la vida de sus maridos y de incluso otras personas en vez de plantear una situación real al problema que tienen. Evidentemente son personas que necesitan ayuda. Ellos no ven la realidad, sólo la de su ama (son relaciones sadomasoquistas)y ellas las dominadoras sacan el látigo cada vez que ellos sienten. Como dice el libro de un Mundo Féliz de Aldous Huxley: «cuando el hombre siente la comunidad se tambalea». Y esto les pasa a muchas mujeres cuando ven amenazada su forma de vida, su manutención diaria (como en las cavernas). En vez de buscar un trabajo y romper el círculo de dependencia se dedican a espiar y controlar. Todo les sirve a estas mujeres que muchas veces presumen de valores. Valores si, pero valores obsoletos de la época victoriana. Señoras: que el mundo ha cambiado y no todo vale porque tengan un libro de familia y hayan parido dos veces o las que sean para asegurarse su sustento de por vida. Hace falta mucha educación y menos victimismo y manipulación emocional para las que dicen ser débiles, que al fin y al cabo no lo son. No son otra cosa, que unas buenas actrices que llevan representando su papel desde el día de «SI quiero» o incluso antes.

Leave a Comment